Blog

Busquemos ayuda y busquemos apoyos

Volvemos de vacaciones y regresamos a la rutina de colegios, deberes…Y volvemos también a enfrentarnos a la incomprensión de quienes no quieren ver la dificultad de nuestros hij@s desde otras ópticas que no sean la puramente médica.

Un niñ@ que presenta problemas de atención, de desorganización, de lentitud en su lecto-escritura, de lateralidad, problemas de comportamiento…es un niñ@ que debe ser evaluado, estudiado, mirado detenidamente para determinar el origen de su dificultad.

Habrá que determinar dónde está el “fallo” y no podemos dejar de lado aspectos cruciales. Desde su estado de salud, trastornos gastro-intestinales y/o posibles intolerancias alimentarias, hasta su visión, audición, reflejos…y, por supuesto, estado actual de sus funciones ejecutivas.

Hay que saber cuál es la situación emocional de nuestro hij@, si se siente bien tratado y respetado en su colegio, si tiene amigos o se siente solo, si comprende su situación, si está muy frustrado…

No podemos resolverlo todo con un “ya madurará”, cuando existen recursos eficaces para ayudarle. Ni con una pastilla se arregla todo. Nuestra implicación y nuestro conocimiento resultan imprescindibles, del padre y de la madre. Debemos dar una oportunidad a nuestro hij@ y esa oportunidad depende de lo que nosotros, como padres, estemos dispuestos a implicarnos.

Busquemos ayuda profesional, busquemos apoyos en casa. Impliquémonos de veras y nuestro hij@ (no conozco contraejemplo) mejorará, florecerá…en serio!!!

Bienvenidos a tod@s al nuevo curso escolar, a la bendita rutina…no todo van a ser vacaciones 😉