Reflejos primitivos

Reflejos primitivos

bebeLos Reflejos Primitivos son movimientos inconscientes que realiza el bebé durante los primeros 12-18 meses de vida y que resultan imprescindibles para su supervivencia. Por ejemplo, el Reflejo de Succión es una buena prueba de ello. Los bebés que no tengan este Reflejo Primitivo activo al llegar al mundo, no podrán alimentarse de una forma natural.

Estos Reflejos, cuando ya han cumplido su misión, se integran y dan paso a la adquisición de unas determinadas habilidades. Pero hay algunos niños –y adultos- que no han conseguido inhibir estos reflejos, por diversas causas, y siguen manteniéndolos activos en edades en que ya no deberían estar. Esas personas no han tenido la posibilidad de adquirir ciertas habilidades y comienzan a fraguarse las dificultades de aprendizaje.

Por ejemplo, algunos niños no sistematizan la lectura porque no adquieren la habilidad de mover los ojos de la manera adecuada, otros no sistematizan la escritura porque no son capaces de emplear el brazo y la mano de la manera correcta para ello, otros serán incapaces de permanecer sentados atendiendo en clase porque cada roce de su cuerpo con la silla les provoca un sobresalto que son incapaces de impedir, etc.

En nuestro Centro, empleamos técnicas dedicadas a inhibir estos Reflejos, para que aparezcan las capacidades que necesitamos tener sistematizadas a la hora realizar un buen aprendizaje.